.
.

La Pelea de los Féretros





Cayma es uno de los pueblos, tradicionales más sugestivos de la campiña arequipeña, y de el se tejen leyendas que se confunden en el tiempo, una de ellas, es la que a continuación les narramos.
La leyenda de la pelea d e los féretros es propia de Cayma y se explica por la contiguedad con Yanahuara y el esclusivismo de cada distrito, dotado de cementerio propio.

Antiguo Cementerio de Cayma, cuando se encontraba rodeado de campiña



"Sepelio" oleo de Manuel Rodríguez Velasquez  (MAROVE)


En el lugar hay una tradición sobre su origen. Se dice que existia en Cayma un individuo casado; pero que tenia una manceba en Yanahuara. Murió este y llevaron si cadáver a enterraren el camposanto caymeño. Noticiada la mujer legítima se constituyo con el cura en la cuesta para impedirlo , y alli llegando que fué el cadáver , hubo la de Dios es Cristo entre los del cortejo fúnebre y los acompñantes de la esposa irritada. cuando se apaciguo la tremolina, encontraron con asombro que féretro y cadáver habían desaparecido , porque "el diablo s e los habia cargado " , al decir de los buenos labriegos . Sin duda los más prudentes s e los llevaron, desviando caminos , quizas a enterrar al muerto en el cementerio d e Cayma , mientras los demás se pleaban. Desde entonces es lo que ambos féretros arman gresca en ciertas noches hórridas.


Cayma

Yanahuara




El Dr. Ballón Landa, con el pseudonimo de "El ultimo Brumel" y el doctor Cabrera en sus "tradiciones y antiguallas de Arequipa" con el título "Combates nocturnos" , han descrito la pelea macabra de los féretros ; pero el segundo equivocadamente hace que se libre entre los de Paucarpata y Miraflores ,distritos separados por gran distancia y entre los que no hay la costumbre de llevar los cadáveres del uno a enterrarse en el cementerio del otro . En tanto, de Yanahuara , como de la misma ciudad se llevan a Cayma , por la devoción popular a la virgen de la candelaria.




Al rededor de "la Caridad" antiguo habitaculo de "San Gil " del cual escribimos hace tiempo, se tejen leyendas y tradiciones que a veces son comunes a varios distritos. En Cayma , he oido la siguiente: Se velaba un cadáver en la "La caridad" mientras en el domicilio del difunto los deudos y amigos hacían las libaciones licorísticas de costumbre. De repente se observó que el individuo encargado de ir a despabilar las velas, ya tiempo que no regresaba.fuéronse allá todos y los encontraron exánime a la entrada del habitáculo. vuelto en sí , refirió que al entrar vio que San Miguel, teniendo por testigo a San Gil y sujetando al muerto por los cabellos , lo azotaba terriblemente , mientras el pobre difunto , con las manos juntas y el rostro compungido imploraba clemencia . Asi estaría su merced, comento graciosamente una señora de la ciudad que oía la narración , aludiendo al estado alcoholico en qu edebió encontrarse el despabilador. Desde cuando se prohibió que los cadaveres se introdujesen en los templos , "La caridad" cesó de llenar su objeto y la convirtió en su morada un viejo sacristan , que dormía en el habitáculo, sin ningun repulgo. posteriormente , sirvió del abergue nocturno a mendigos como "El hombre d efierro" d equien nadie supo el nombre ni la procedencia , y el Loco Maurtua , ex estudiante universitario de muy buena fisionomia , venido de Ica.

Fuente: San gil de Cayma (Francisco Mostajo1956)





No hay comentarios :

Publicar un comentario