.

Recordando a "La Ranchería"


Un lugar muy especial para los arequipeños que recordamos nostálgicamente la Arequipa que se nos fue, es sin duda el barrio de La Ranchería, pero ¿De dónde proviene este peculiar nombre? muchas veces se lo habrán preguntado, y los más jóvenes inclusive es la primera vez que la leen, pues bien en este artículo pasamos a responderles. 

 Arequipa, se había fundado en terrenos de cultivo Yarabaya, pero existían aún chozas de aborígenes que no habían reducido a poblar el sector urbano preincaico de la “lloclla”, sino que su preferencia estuvo por vivir cerca de la parcela que sembraban. Al delinearse el damero citadino estas “chugllas” ocupaban parte de las manzanas. No hubo mucha diligencia de fundadores en cercar sus solares, como lo había dispuesto el Gobernador Pizarro, y menos aún al ser asesinado en 1541, con lo que se inició la guerra civil entre pizarristas y almagristas. Arequipa era pizarrista a consecuencia de que todos los vecinos recibieron títulos de encomienda de don Francisco. 

Muchos de ellos vinieron acompañando al gobernador cuando quiso fundar el poblado de 1539 y no se cumplió su caro anhelo por la oferta que se supone, le hizo apresurar su retorno al Cusco, donde era la situación muy delicada. Gonzalo Pizarro, por su parte se hizo reconocer como gobernador y el 28 de octubre de 1544, ante la Audiencia de Lima y el 19 de enero de 1546 vencía en Añaquito al Virrey Blasco Nuñez Vela. Desde entonces dominaría en el virreinato peruano hasta que el gobernador Pedro de la Gasca lo venció en Jaquijahuana en abril de 1548. En ese lapso “todo anduvo revuelto” y hasta el escribano del Cabildo Alonso de Luque salió a la guerra, designándose en tanto para suplirlo a Antonio de Huete, en marzo de 1546 (AMA, LAC. Nro 01. Fs. 11). 

No se atribuya todo a la caótica situación política de esos años, sino también a la decidia de los pobladores, que ni siquiera cercaban sus solares. En el primer semestre de 1546, el Ayuntamiento mandó a pregonar que “los Ranchos y bujíos de esta ciudad pasasen a donde señale el corregidor” (AMA. Ibidem. Fs. 14 ver tb.14, v). 

El 5 de junio de 1546 se concretó el lugar donde serían trasladados los ranchitos indígenas, así: “ E luego el señor Teniente señalo para sitio de las Rancherías de indios e yanaconas que tienen mandatos quitar de las huertas, encima de la postrera acequia, camino de Chiguata”. (AMA, Ibidem, Fs18). 

El acuerdo siguiente es del 9 de junio del mismo año, según el documento siguiente: (“Al margen : sobre que las Rancherías se han quitado de las huertas y que algunas eran casas de tejas y que estas se arrienden”). Texto : “ E luego sus mercedes dijeron que por cuanto las Rancherías que están en las huertas sean quitadas e que hay algunas que están hechas casas de tejas e otras de paja” (Fs. 18 vta).

AMA: Archivo Municipal de Arequipa. 
Guillermo Galdos Rodríguez La República. 




Como bien nos muestra el artículo anterior del notable historiador arequipeño Galdos Rodríguez, La Ranchería fue el lugar donde los españoles en un inicio encontraron y condujeron a la población nativa , convirtiéndola en suburbio, los extramuros de una ciudad española nueva, donde ubicaron a los mitmaes, yanaconas y artesanos indígenas libres que por no ser españoles no se les permitía vivir en la ciudad. Las reducciones de indios de la ciudad de Arequipa ya para el siglo XVI estuvieron ubicadas en San Lázaro, San Jerónimo, (ubicada al extremo de la ciudad de Arequipa, que estaría posiblemente ubicada en la parte de la ciudad que hoy se llama Puente Fierro y Chullo) y la denominada simplemente de La Ranchería que es la que estamos narrando. 

 A medida que la población nativa se mezcló con otras castas vivió como ellas, en casas de sillar y tejas, por lo general olvidando sus raíces ancestrales, y creyéndose tan blanca como el rey de España, y hablando desdeñosamente de los cholos. Las propiedades de la ranchería pasaron paulatinamente de mestizos a españoles, a quienes no les agradaba el nombre de su barrio y por eso en el siglo XVIII, lo rebautizaron como “Callejón de la Calula”. Mas, el resto de los habitantes arequipeños preferían el nombre de la Ranchería. En el siglo XIX , siglo marcado por la independencia y lucha caudillista el nombre de La Ranchería aparece como uno lugares donde los mestizos arequipeños emergen en contraposición a los mestizos rurales, La Ranchería se convierte en el lugar donde la gente humilde y artesanos empiezan a expandir la ciudad, así como el lugar donde llegaban los migrantes de la sierra, allí Vivian en construcciones precarias . 

Los arrieros igualmente se avecindaban allí temporalmente, con sus recuas de mulas, para vender sus productos en la ciudad, convirtiéndola también en una especie de Tambo. En varios pasajes de las revoluciones del Deán Valdivia se menciona a la Ranchería, en donde ya para ese tiempo era conocida la calle que lo dividía, esta primigenia calle, ya para el año 1908 cambió de nombre por el de “Octavio Muñoz Najar”, en aquel tiempo alcalde de la ciudad. 


En su memoria de la administración local de ese año, dio cuenta de esta decisión, que bien podía ser interpretada de un acto de vanidad, si no hubiera contado con la aprobación del Concejo Municipal. El doctor Juan Guillermo Carpio Muñoz refiriéndose a este inusual hecho dice que a pesar del cambio de nombre el pueblo liberal siguió llamándola La Ranchería. Esto tiene una explicación ya que los hermanos Muñoz Najar fueron destacados representantes del conservadurismo en Arequipa y movilizaron todas sus fuerzas contra el partido liberal y pese a que Octavio Muñoz Najar arregló la calle e hizo muchas mejoras a la ciudad, la división política de Arequipa contribuyo a que el sector liberal de la población no viera con buenos ojos que una calle lleve el nombre de un conservador, pero aun así perdura hasta nuestros días.

En el deporte cabe señalar que el  FBC Aurora, nació el 25 de diciembre de 1916 y su primera sede se ubicó en el desaparecido barrio de La Ranchería, hoy conocido como Urbanización Municipal, frente al Hospital Goyeneche, en el Cercado de Arequipa.  Con el paso de los años, se trasladó a la calle Beaterio 118, en el populoso barrio de la Antiquilla en Yanahuara, a la vera del río Chili, este lugar en el cual hoy permanece el conjunto Oro y Negro se ha identificado históricamente. 


 El 30 de agosto de 1933 el club de fútbol “Atlético Bolívar” fue fundado en el céntrico barrio de la “Ranchería” (hoy calle Octavio Muñoz Najar), siendo su primer presidente Francisco Cuba Paredes y actual Roberto Pinto Roldán. 

Merece destacar el trabajo dirigencial de Luis Manrique, José Arce, Manuel Calderón, Ernesto Málaga, Arturo Gallegos, Oscar Chávez, Félix Torres, Roberto Sánchez Zúñiga, entre otros. 

Destacaron jugadores como Rufo Fernández, José Aragón, Rodolfo y Juan Bustos, Jaime Puma, Mario Ávila, Segundo Cervantes, Jorge Chirinos, entre otros. También tuvo su equipo de basquetbol, En damas destacaron, Morayma Carpio, Leonor Giraldi, María Herrera, Charo Rodríguez; y en varones, Raúl Chicata, Jorge López, José Sardá, Enrique Núñez, Orlando Aguilar, entre otros. 


Ya bien entrado el siglo XX lo poco que quedaba del recuerdo del Tambo de la Rancharía desapareció y actualmente la calle Octavio Muñoz Najar parte desde el parque 15 de agosto hasta la calle Goyeneche, y es donde se han organizado en mayoría galerías de artículos de cómputo y de reparación de computadoras, así que cuando vaya por algún motivo a visitar esa zona recuerde que La Ranchería estuvo allí y que es parte de la silenciosa historia de las calles y barrios de Arequipa.